¿Has sufrido un engaño? márcate una fecha límite

Si has sufrido un engaño es posible que ahora mismo te sientas mal, muy mal. Además de decepcionado, triste, ofendido..
El engaño hace daño y puede romper nuestra confianza y nuestras ilusiones.Quizá te ha engañado alguien a quien querías con todo tu corazón. Quizá te ha engañado alguien por quien habrías puesto tu mano en el fuego. Quizá ahora mismo, además de engañado, te sientas tonto. Quizá te preguntes a cada hora «¿cómo no me di cuenta?». Puede ser que pienses en ello constantemente y ese pensamiento no deje de dar vueltas en tu cabeza. Repasas mentalmente lo que ha pasado esperando poder llegar entenderlo pero no lo entiendes.
Quizá haya días que te despiertes enfadado y sólo quieras buscar culpables y juzgarlos. Hacerles pagar por todo ese daño que te han hecho, incluso buscar venganza. Puede que otros días te despiertes diferente y tiendas más a culpabilizarte a ti mismo por todo lo que ha pasado.

Sentir tristeza, enfado o decepción es natural y además es necesario para superar una situación así. Date unos días para llorar, para enfadarte, para darle vueltas al asunto e incluso para juzgar y sentir lástima de ti mismo si lo necesitas. Debes permitirte sentir y procesar los hechos. Pero también debes aprender a parar y a cerrar capítulos que no te llevan a ninguna parte.

Por eso márcate una fecha límite en la que todo esto quedará atrás. En la que no perderás  ni un sólo día más sin sonreír ni ser feliz. Cuando llegue esa fecha límite di BASTA y pregúntate a ti mismo ¿esto es lo que merezco? ¿esto es lo que quiero en mi vida? ¿es así como quiero tratarme y quererme?

«No retengas a quien se aleja de ti. Porque así no llegará quien desea acercarse.» Carl Jung

Y a partir de esa fecha límite y de esas preguntas, date cuenta de todo lo bueno que ha traído a tu vida esa mala experiencia (sí, incluso las malas experiencias pueden traernos cosas buenas). Haz una lista de lo bueno, del aprendizaje que ha conllevado, de lo que sacas de esta experiencia, de cómo te ha reforzado, de cómo te ha hecho crecer e incluso de todas las posibilidades que ahora aparecen gracias a ello.

Y marcándote un nuevo objetivo, recupera la ilusión, las ganas y la confianza en la vida. Busca algo que verdaderamente te motive y te haga ilusión conseguir ¡puedes hacerlo!

Haz que este empujón que te ha dado la vida sea para ir hacia adelante y no hacia atrás. Toma la decisión de cerrar este capítulo y Empieza Por Ti. Nadie más puede hacerlo. Sólo tú puedes empezar por ti.

Quedarte enganchado en el engaño o en buscar culpables no te hará sentir mejor.

Buscar venganza no te dará ninguna paz ni bienestar. Resentir, odiar y tratar mal no te harán ni por asomo ser mejor persona ni superarlo. Deja de lado el engaño, todas esas ganas de sufrir y de ser víctima y toma todo tu poder en protagonizar tu vida y aprovechar este revés en tu expansión personal y en aprovechar este momento para crear una vida nueva, de cero. Sin rencor, sin dolor, sin enfados. Siendo alguien nuevo, mucho más fuerte, más capaz, más preparado, más protagonista. Y aplica el perdón, no por nadie, sólo por ti. Porque perdonando de corazón es la de la única manera en la que soltarás definitivamente ese dolor.

Llegará el momento en que podrás mirar atrás y darte cuenta de que esta mala experiencia en realidad no fue tan mala. Aunque ahora no lo creas, lo verás tú mismo si empiezas por ti.

www.coaching12.com/empieza-por-ti

Anterior

Siguiente

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.