Perdonar el pasado para vivir el presente

Lo único que existe es el presente, lo único que tienes es este momento, el único lugar donde puedes decidir es ahora.

Solemos vivir añorando lo que teníamos, deseando lo que aún no tenemos, culpabilizándonos por lo que hicimos o por lo que no nos atrevimos a hacer. Y mientras tanto estamos eligiendo vivir desde un sitio que ya no nos pertenece, que ya es historia.

Muchos dicen que debemos olvidar nuestro pasado pero creo que lo realmente acertado es PERDONARLO. Perdonarlo significa abrazarlo, comprenderlo, integrarlo, agradecer lo que te hizo aprender, cambiar, aceptar, superar, conocer… Negarlo nunca es una forma de avanzar.

Observa la imagen. Una ola toca tus pies, te ofrece sensaciones, te hunde los pies en la arena, te humedece la piel, te refresca, retrocede y se une de nuevo al mar. Otra viene enseguida a acariciarte pero sigues recordando lo que te hizo sentir la anterior y te pierdes lo que la nueva ola trae consigo; nuevas sensaciones, un nuevo momento, una nueva vida. Sin darte cuenta te has perdido el momento. Y así sucesivamente, como en nuestra vida.

Agradece la ola anterior, suéltala, no intentes ir en busca de ella, deja que vuelva al mar y permítete experimentar la siguiente sin que la experiencia de la anterior nuble lo que ésta te trae de nuevo. Ya no eres lo que te hizo sentir esa ola, eres constantemente lo que te permites experimentar.

Avanza, siente de nuevo, aprende de nuevo, arriesga de nuevo, no te pierdas en el espiral de un tiempo pasado que ya no puedes vivir ni cambiar. Y entonces, cuando decidas tomar conciencia de lo que te trae cada instante estarás preparado para elegir abrazar su totalidad y soltarlo a tiempo para poder abrazar el siguiente, y así, ser tu presente.

Anterior

Siguiente

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.