Todo es empezar

Lao Tsé ya decía por allá en el siglo IV a. C.

Un viaje de mil millas empieza con el primer paso

Desde que vemos el primer rayo de luz empezamos el viaje de nuestra vida, sin querer, y en ese mismo instante ya estamos obligados a respirar en un hogar distinto al que hemos estado durante 9 meses, cómodos, estables, pero lo hacemos, damos nuestro primer paso en esta vida sin rechistar y ya está, empezamos y la vida se ocupa del resto.

A medida que crecemos empezamos a descubrir cosas, colores, formas, olores, sabores, todo es nuevo, especial y único. No tenemos miedos, límites, fronteras, nadie es mejor que nadie, ni peor, ni más guapo, ni más feo, ni más listo, ni más tonto…
Probamos, palpamos, sentimos, nos caemos, nos levantamos, aprendemos, siempre, dando el primer paso.

Más tarde empezamos a tener miedo a ser rechazados, fruto de las comparaciones de nuestras crisis de identidad social, en el lugar dónde nuestro ego se va construyendo, poco a poco, a base de nuestras experiencias y de las de los demás.
Nos invaden los miedos a experimentar para no ser juzgados, miedo a nuestros primeros éxitos o fracasos, miedo a no saber, miedo a no poder, pero vamos superando todos nuestros miedos a base de experimentar, a base de ir dando siempre, el primer paso.

Empezamos a tener sueños, objetivos, ilusiones, amores, desamores, éxitos, frustraciones y olvidamos todo lo que hemos aprendido hasta el día de hoy.
Preferimos estar cómodos, sentados, quejándonos sin hacer nada y dejando que las circunstancias de la vida nos vengan, decidan por nosotros, en vez de decirle nosotros a la vida lo que queremos y cómo vamos a hacerlo.
Olvidamos la primera lección, esa que tantas y tantas veces hemos aprendido durante toda nuestra vida y que tantas veces nos ha demostrado que nada se consigue sin, dar el primer paso.

Unos vuelven a recordar, otros aunque han practicado mucho la lección, durante toda su vida, se olvidan de como empezaron a caminar y sólo aquellos que se atreven a dar el primer paso están más cerca de perder el miedo y por lo tanto más cerca de sus sueños, de sus ilusiones, de sus deseos.

Ahora ya tienes toda la información para poder conseguir lo que quieras, el problema es… ¿Cuando vas a dar el primer paso?

Michael Jordan – Motivación

Anterior

Siguiente

Trackbacks/Pingbacks

  1. Construye tu futuro | Renombre Magazine | Moda, Estilo y mucho más. - […] como ya dijimos en un post anterior todo es empezar, hay que dar el primer paso y mientras más pasos…

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.