Albert Ureña

Albert Ureña

Mostrar imagen

Desde que tengo uso de razón me he reconocido como una persona que siempre está dispuesta a aprender de todo y de todos, superarme e intentar ofrecer la mejor versión de mí a los demás para poderlos ayudar.

Por aquellos entonces, en plena adolescencia, mis revoluciones de hormonas y mi entorno social, tomaron más fuerza en las decisiones de futuro que mi pasión por las personas y decidí estudiar Informática que era algo que también me gustaba, “por aquello de ser una persona de provecho el día de mañana…”
Durante más de 7 años me he dedicado al desarrollo y la consultoría de proyectos con el fin de optimizar, facilitar y mejorar las organizaciones y el desempeño de las personas que trabajan en ellas.
A pesar de ello siempre he tenido un “Pepito Grillo” en mi cabeza que me decía que eso no era para mí, que no me apasionaba lo que hacía y como creo que hay que serle fiel al corazón decidí cambiar mi rumbo para dedicarme a lo que me apasiona, las personas.

¿Cómo?

El primer paso fue decidirme a estudiar Psicología a distancia por la UOC (Universitat Oberta de Catalunya), algo que siempre había querido hacer, y mientras lo compaginaba con mi trabajo el Coaching me encontró. Estudié un máster en la Escuela Internacional de Coaching (170 horas ACTP certificadas por ICF) y mientras pasé por mi propio proceso acompañado de un Coach, con el cual descubrí y trabajé muchas barreras que yo mismo me autoimponía sin ser consciente de ello, descubrí cuales eran las lentillas con las que veía yo el mundo y me impedían tener la vida que siempre había soñado.

La combinación de mi proceso como Coachee, mi pasión por las personas y su desarrollo, me han convertido, de momento, en lo que a día de hoy soy y con todo ello he decidido hacer lo que amo y me apasiona y poder estar así al servicio de los demás acompañándolos para que también consigan la vida que siempre han soñado.

Los seres humanos pueden alterar sus vidas alterando sus actitudes.
William James

Carolina Branca

Carolina Branca

Mostrar imagen

He trabajado siempre en el mundo comercial, en diferentes sectores y con importantes logros y mucha evolución. A pesar de ello, con el tiempo he descubierto que a largo plazo no era lo que quería hacer. Lo que saco en claro de mi experiencia comercial es que lo que más me llena es la gente; escuchar, hablar, interactuar, ofrecer lo mejor de mí y ponerme al servicio de lo que el otro pueda necesitar. Es por esto que me llamó mucho la atención el Coaching y su filosofía en general.

Estudié un Máster de Coaching en la  Escuela Internacional de Coaching (170 horas ACTP certificadas por ICF) donde el proceso no fue solo de aprendizaje sino que fue todo una experiencia vivencial y transformadora de mi misma. La filosofía de esta escuela es que no se puede ser un buen coach si no has pasado tú mismo un proceso completo y así lo hice entonces la consecuencia fue que la superación personal me ha enseñado para ayudar a los demás con sus propias limitaciones.

Todo lo que somos es el resultado de lo que hemos pensado.
Buda

 

 

DSC_0177